RSS Feed

Posts Tagged ‘Cameron Diaz’

  1. Nunca es demasiado tarde o demasiado pronto

    mayo 25, 2012 by Ana López Guzmán

    “Últimamente ando algo perdido. Me han vencido viejos fantasmas, nuevas rutinas. Y en cada esquina acecha un ratero para robarme las apara robarme las alhajas, los recuerdos, las felicidades. De un tiempo a esta parte llego siempre tarde a todas mis citas. Y la vida me parece una fiesta a la que nadie se ha molestado en invitarme. De un tiempo a esta parte me cuesta tanto, tanto, tanto, no amarte, no amarte”.

    Así empieza la canción ‘Últimamente’ de Ismael Serrano. Seguro que tú también te has sentido así alguna vez. Incluso puede que ahora mismo. Pero, ¿sabes? Creo que cuando te identificas con estas frases es porque has permitido que algo que no debería haber ocurrido tuviera lugar. No puedes quejarte de no hacer nunca nada, por ejemplo, si cuando te proponen algo no aceptas por sistema.

    Cuando decides empezar a hacer cosas, es como si fuera un motor que te va dando cada vez más y más fuerza para seguir adelante. Pero lo primero que tienes que hacer es dar ese paso. Y el resto se arreglará solo. Con la actitud adecuada puedes hacer que el mismo mundo que ves cada día sea un lugar placentero donde disfrutar de la vida o una prisión de la que sientes que no puedes escapar.

    Escena de 'La boda de mi mejor amigo'

    Dermot Mulroney y Julia Roberts en una escena de 'La boda de mi mejor amigo' (1997)

    Él me preguntó si había visto ‘La boda de mi mejor amigo’ (P. J. Hogan, 1997). Por supuesto que sí. Eso me hizo pensar en mis mejores amigos y amigas. Y es que hay que ser muy buenos amigos para llegar a hacer un pacto como el de Julia Roberts y Dermot Mulroney en esa película. Algo así como: “Si a los X años no nos hemos casado, nos casaremos nosotros”.

    Hace poco hice un pacto con mi amiga Eva. Creo que si hubiera estado en juego el futuro de la otra lo habríamos conseguido, pero se trataba de hacer algo para nosotras mismas. Creo que lo mejor será plantearle a Eva el pacto de otra manera. Y es que a veces es muy difícil seguir las recomendaciones de los demás, por mucho que todos te digan lo mismo. Ayer Mr. T me dijo: “Eres única. Todo el mundo te dice que hagas una cosa y haces lo que te da la gana”. Pero, ¿no le pasa a todo el mundo? Supongo que a unos nos cuesta más que a otros.

    Otra peli de Julia Roberts que se me vino a la cabeza fue ‘Novia a la fuga’ (Garry Marshall , 1999). La protagonista se escapa cada vez que va camino al altar. Esos hombres que la esperan son aparentemente perfectos para ella y están dispuestos a convertirla en la mujer más feliz del mundo. ¿El error? Roberts intenta convertirse en la persona también aparentemente perfecta para ellos, pero olvida algo. Encajar con una persona no significa convertirse en el otro. Para amar hay que ser fiel a uno mismo.

    Julia Roberts en 'Novia a la Fuga' (1999)

    Julia Roberts en 'Novia a la Fuga' (1999)

    Lina dice muchas veces que da igual que una llave y una cerradura sean de oro. Que si no encajan, no encajan. En la película, Richard Gere hace a todos los ex de Roberts la misma pregunta: “¿Cómo toma ella los huevos?”, y ellos responden: “Fritos, como a mí”; “Escalfados, como a mí”; “A la plancha, como a mí”. Parece una tontería, pero ella no sabe cuáles son sus huevos preferidos porque lleva tanto tiempo adaptándose a otros que ya no sabe ni quién es. Y cuando se relaja, cuando deja de buscar, cuando es ella misma… Es cuando “esa persona maravillosa que está creando el Universo” por fin aparece.

    Esta última frase me la dijo Raquel el día que estuvimos haciendo la sesión de fotos en el estudio. Se lo dije a E y ahora ella la ha acuñado como propia, con esperanza e ilusión. Son lo que nosotros empezamos a llamar sin darnos cuenta “frases para colgar en el cabecero de la cama”. ¿Recuerdas? Tal vez sea hora de volver a leer aquellas citas que tan ciertas nos parecieron cuando las escuchamos por primera vez. Tal vez también sea ahora el momento de hacer caso a todo lo que nos dicen, a todas esas películas, canciones, citas célebres o consejos de nuestros amigos y familiares.

    Si te dicen que estás en un agujero, lo primero que hacer es reconocerlo e intentar salir de él. Dejar de castigarte, perdonarte y volver a empezar, porque como decía Benjamin Button, “nunca es demasiado tarde o demasiado pronto para empezar de nuevo”, ¿te acuerdas? Te deseo muchísima buena suerte en tu camino. No dudes que yo estaré ahí para tenderte la mano incluso cuando me digas que no la necesitas.

     

     


  2. Ver la vida desde lejos

    diciembre 25, 2011 by Ana López Guzmán

    Cuando me he sentado delante del ordenador no tenía muy claro sobre qué escribir. ¡He visto tantas películas últimamente! Sin embargo ninguna me motivaba lo suficiente como para sentarme a hablar de ella. Supongo que es una época un poco complicada y me cuesta hablar de cualquier cosa. Sin embargo hoy he visto una peli romanticona que, aunque nunca me ha gustado, me ha hecho pensar en algo.

    Se trata de ‘The Holiday’ (Nancy Meyers). Dos mujeres con vidas completamente diferentes deciden darse unas vacaciones e intercambiarse sus casas porque necesitan un cambio. La escena que me ha llevado a crear este post es una en la que Kate Winslet le cuenta a Jack Black que tiene el corazón roto (y, por cierto, este actor no me pega nada en este papel; la que salió ganando en el reparto de los personajes fue, sin duda, Cameron Diaz, pareja de Jude Law en la cinta). Consigue describir perfectamente lo mal que se pasa cuando un buen día uno se siente insignificante para la persona a la que ama.

    Entonces he recordado algo que mi amiga Elo me dijo cuando teníamos unos 15 años: “Ana, quiero dejar a alguien y que me dejen, ¡quiero poder amar!”. Supongo que por aquel entonces ella pensaba que nadie la querría nunca y ahora lleva años saliendo con un chico que la trata como a la reina que es y que no tiene reparos en decir al  mundo lo que siente por ella. Pero lo que me marcó de la frase de mi amiga fue que quisiera ser dejada. Recuerdo que pensé: “Pues yo no quiero”.

    Y al final pasan los años y ves tantas historias nacer… Tantas otras que se rompieron por desgaste, por rutina, por ser dañinas… A veces simplemente se trata de una cuestión de incompatibilidad. Personas que tienen formas distintas de sentir, de ver la vida. En otras ocasiones se cometen errores o hay más discusiones que alegrías y la balanza se descompensa de forma inútil e innecesaria.

    Algo que parece estar muy de moda últimamente (o al menos ya son tres las parejas de mi entorno que se encuentran en esta situación) son los “descansos” (de hecho, ¿lo pondrían de moda Ross y Rachel en la serie ‘Friends’?). Yo soy de la opinión de que los descansos no sirven para nada. Pienso que son una excusa para prolongar algo que ya se sabe que no tiene sentido, pero que es tan duro de afrontar que decides retrasarlo para ver si el tiempo o la distancia logran arreglar las cosas.

    Es como en otra película, ‘Olvídate de mí’ (Michael Gondry). No importa todo lo que hagan sus protagonistas para quitarse al otro de su memoria para siempre (de nuevo Kate Winstlet y como pareja, Jim Carrey) porque a pesar de todo el odio, el resentimiento e incluso la venganza, hay algo mucho más fuerte que hace que vuelvan a estar juntos, aunque por un momento llegaran a olvidar lo infelices que fueron. Supongo que las parejas que rompen continuamente y terminan volviendo en el fondo no quieren olvidar.

    Sin embargo, sí que hay veces que es necesario un tiempo para recomponerse. Para saber en qué punto te encuentras. Quién eres y quién has sido. Sólo así podrás ir construyendo lo que serás. Pararse a respirar y colocar cada pieza en su sitio, como si de un puzzle se tratase. Y creo que sólo de esa perfecta armonía es desde donde se puede crear una relación sana… Pero no me refiero a una relación con otro, sino a una contigo mismo.

    Feliz Navidad a tod@s.

    Os dejo un vídeo de Luis Ramiro que habla de una de esas relaciones que sólo se entienden cuando estás dentro y que, vista desde fuera, nadie la comprendería. Se llama ‘Diecisiete’:

    Imagen de previsualización de YouTube


© Zoom Ediciones, S. L. | Todos los derechos reservados