Total black

No sé a vosotras pero a mi siempre que se aproxima el cambio de estación me asaltan dos sentimientos encontrados. Por un lado, estoy deseando guardar la ropa de la temporada que llevo meses poniéndome y pasarme a la prendas nuevas o que llevan un tiempo escondidas en las profundidades del armario o del trastero. Pero por otro, me da pena guardar algunos items que se han convertido en mis fieles compañeros, así que aprovecho los últimos coletazos de calor o de frío en este caso, para darles una bonita despedida. Sigue leyendo