La otra Miller y los bosquimanos

Vivimos tiempos difíciles, de eso no hay duda. Las noticias económicas cada vez son más apocalípticas y a la hora de comprarnos una prenda empieza a primar más el precio que la calidad o el diseño. Pero rebuscando un poco existen alternativas con fines solidarios y principios éticos de fabricación que no tienen porque arruinarnos.