El secreto de la auténtica belleza

Yoga prenatal

Puede sonar a topicazo pero eso no lo hace menos cierto: La mejor forma de verse guapa es sentirse bien por dentro. Y yo lo he logrado a través del yoga.

Todo comenzó a principios de este 2013. En mi afán de engordar mi curriculum y con la idea de ser cada vez mejor profesional, andaba inmersa en un montón de cursos y proyectos que estaban empezando a asfixiarme. Preocupada por mi, una buena amiga me sugirió a que parase un poco, dejase de cultivar tanto mi mente y me dedicase a hacer algo que me hiciera disfrutar sin más.

Como hacía tiempo que me picaba la curiosidad eso del yoga y necesitaba una actividad relajante decidí darle una oportunidad, aunque dado mi historial de deportes en los que soy un auténtico pato he de reconocer que acudí a la primera clase con algo de escepticismo.

yoga prenatal 2

Pero cual fue mi sorpresa al descubrir que no se me daba tan mal como yo creía y superadas las agujetas iniciales salía de las clases con una sensación de bienestar muy agradable.

Quizá sea una exageración decir que el yoga me dio la vida, pero en realidad a quien sí se la dio fue a mi hija. Con el nivel de estrés que tenía, quedarme embarazada se había convertido en una misión casi imposible, pero dos meses después de empezar a practicar esta disciplina India, llegó el ansiado positivo.

Mi embarazo no ha sido ningún impedimento para seguir practicándolo tomando, obviamente, las debidas precauciones (modificación de posturas y protección de las zonas más vulnerables).

Si me ayudará en el parto y la recuperación tal y como dicen aun no puedo contároslo, lo que sí sé es que me ha ayudado y mucho a llevar un buen embarazo físicamente y crear vínculos emocionales con mi pequeña. Tanto es así que lo he estado practicando hasta el día que salí de cuentas.

Yoga prenatal 3

Después de muchas cremas, tratamientos y trapitos me he dado cuenta de que cuando te sientes bien por dentro te gusta infinitamente más la imagen que proyectas en el espejo y los demás no tardan en percibirlo también.

P.D.: Yo lo practico hatha y ashtanga yoga en el centro Yogi Omniverse pero al ser una disciplina muy extendida no os costará encontrar un centro cerca de vuestra casa u oficina.

P.D.: Quiero darle las gracias a mi profesora Raquel por regalarme esta bonita sesión de fotos de yoga prenatal y por cuidarme tan bien todos estos meses. En cuanto el cuerpo me lo permita, volveré.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *