Pies, ¡cómo os quiero!

Hace ya algunas semanas que los pies y sus dedillos se han marchado a hibernar dentro de medias y calcetines y salvo algún atrevido peep toes no tienen ningún intención de salir a la luz hasta dentro de muchos meses.

Pero eso no quiere decir que nos olvidemos que tenemos pies hasta la llegada del deshielo, en invierno también requieren sus mimos.

Yo no acostumbro a escalar icebergs descalza pero reconozco que eso de ir pisando fuerte por el mundo (mi vecino de abajo me odia profundamente por ello) destroza los pies bastante y no me resulta fácil mantenerlos suaves e hidratados. Así que cuando hace algunos días Neutrogena, a través de Boxprivée, me propuso probar su Crema pies ultra-hidratante acepté el reto encantada.

Lo primero que me gustó fue la textura, es ligera y un tanto oleosa pero se absorbe con facilidad y deja una sensación de hidratación bastante agradable. Aunque en el envase asegura que a los 3 días se notan los resultados yo necesite alguno más.

Después de usarla diariamente durante un par de semanas noto los pies (especialmente los talones) menos tirantes y bastante más suaves, eso sí, como todas las rutinas de belleza, requiere constancia si quieres mantener los resultados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *