Querida Leticia: la nieta de cheetah no existe.

Querida Leticia: la nieta de cheetah no existe.
Todos los que amamos y respetamos a los animales sabemos que Cheetah murió en la Nochebuena de 2011 en una reserva de primates en Florida .
Cheetah, el simio más longevo del mundo-80 años- era un macho y como otros grandes personajes, lamentablemente no dejó descendencia.
Cuántos de nosotros hemos crecido con su sonrisa soñando viajar a la selva para cruzarla de liana en liana e imitar ese ensordecedor grito a los animales más insospechados, maravillosos y salvajes.
Pues yo crecí adorando a Tarzán y su relación con su inseparable y divertido chimpancé Cheetah.
Según su último cuidador, Dan Westfall,  se levantaba a las nueve de la mañana, y tras la inyección de insulina, por su diabetes satisfacía su apetito a base de manzanas, plátanos, naranjas y a veces incluso huevos con tostadas. Sabía gozar.
Un reportero del “Hudson News” que viajó con Ringling Bros escribió en 1986, sobre el “entrenamiento” de un chimpancé. “Era repetidamente golpeado con un palo muy pesado. Los golpes se podían escuchar desde afuera de la arena y los gritos del animal mucho mas lejos todavía”.
¿Crees que sería la hija de Cheetah, querida Leticia?
¿Es divertido ver a un oso balanceándose sobre una pelota, un tigre pasando por el fuego ó un elefante parado en dos patas?.
Son actos no naturales a los que son forzados en los circos con látigos, collares apretados, instrumentos eléctricos, ganchos de metal, y otras herramientas como el ankus (gancho con un aguijón) con el que golpean los entrenadores la trompa del elefante, su zona más sensible.
Y cuando ya no sirven para actuar, son vendidos como carne exótica o a campos de tiro; otros mueren golpeándose ellos mismos contra sus jaulas al volverse neuróticos .
Pero qué valores estamos inculcando a los más peques, si en vez de mostrarles lo maravilloso de la vida salvaje y de cómo viven las diferentes especies en su hábitat natural en un momento en que el audiovisual puede conseguir llevar al niño a un mundo mágico y de invitación al respeto a los animales, permitimos sin denunciarlo que muchos artistas circenses ó Leticia Sabater, trasmita a los niños  sin pudor su mensaje de apoyo al maltrato animal a través de los medios de comunicación.
Seguimos en una dirección que nos lleva a lo más primitivo…a buscar el aplauso fácil mediante la explotación de los animales en los circos.
  
Querida Leticia, la nieta de Cheetah no existe  y si existiera, te aseguro que no sería la de tu circo.
Mientes a los niños : probablemente por ignorancia y desconocimiento, razón de más para que dediques tiempo a conocer la vida miserable y atroz que llevan los animales en vez de promover ese espectáculo cruel que es el circo en el que participas.
Afortunadamente, el uso de animales para entretenimiento se ha restringido e incluso prohibido en algunos países como Suecia, India, Finlandia, Suiza y Dinamarca. A los circos en Inglaterra por lo regular se les niegan los permisos y en los Estados Unidos muchos gobernadores han prohibido actos con animales.
Por cierto, me alegra de corazón saber que Deny Gottani  evolucionó favorablemente, si bien, nadie dudó jamás que fueran a sacrificar a la tigresa…Es obvio que aún quedan muchas funciones que dar.


                                                                           Alejandra Botto

Directora
Circo Ecológico de Alejandra Botto

alejandra botto

About alejandra botto

Si no sonríes a la vida, cómo te va a sonreir ella a ti? Sé tenaz y lucha feliz siempre por tus sueños.. Cuando dejes de tenerlos...no sabrás porqué luchar Los sueños son nuestra verdadera realidad Alejandra Botto

One thought on “Querida Leticia: la nieta de cheetah no existe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> 

Current ye@r *